top of page

En la mañana tibia 

o en las noches serenas,

mirando a las estrellas

podrás mirar a Dios…

 

En el trinar de un ave 

o en el cantar de una madre

que balancea una cuna

podrás oír su voz…

 

Pero en las fieras olas 

de un mar embravecido, 

buscándolo en la noche

quizás no le verás…

 

Si ya no te contesta, 

si ya no te responde,

si crees que se esconde

y no le ves ya más,

no mires hacia fuera,

mira el fondo de tu alma,

y abrazando tu pena

siempre lo encontrarás.

 

María Teresa Azcona, ra

BUSCANDO A DIOS

María Tereza Azcona, ra

bottom of page