top of page
1739_foto_novena_20200722015814.jpeg

ESPIRITUALIDAD

IGNACIANA

Nuestro fundador, el Padre Valentín Salinero, era sacerdote de la Compañía de Jesús, o como le conocemos más comúnmente, sacerdote Jesuita. Por esto, en nuestras raíces más profundas como Congregación, llevamos el sello de la Espiritualidad Ignaciana.

Esta Espiritualidad tan rica y profunda que nos confiere identidad, nos va configurando poco a poco como mujeres centradas en Jesús, de Dios y para los demás, mujeres buscadoras de lo infinito en cada paso del camino, en los pequeños detalles, en el silencio y la soledad, en el compartir de la vida fraterna, en el trabajo y la entrega. Mujeres de discernimiento cotidiano y de corazón agradecido ante tanto bien recibido de Dios.

01/

Seguimiento de Jesús pobre, humilde y obediente.

02/

Oración encarnada en la vida

03/

Buscar y hallar a Dios en todas las cosas

Elementos fundamentales ignacianos que descubrimos

en nuestras raíces 

04/

Discernimiento para elegir constantemente lo que más nos conduce al fin para el que hemos sido creadas

05/

Primacía del amor con sus exigencias de justicia

06/

Prioridad por los empobrecidos y sencillos en la evangelización

bottom of page